Compras con conciencia, elegir a partir de mis derechos como consumidor

Compras con conciencia, elegir a partir de mis derechos como consumidor

¡Arranca el espíritu navideño! Y con ello, las compras decembrinas y de fin de año. Con esta situación de sana distancia, comenzamos a explorar nuevas compras de consumo, así como proveedores y medios de compra, como puede ser a través de redes sociales o plataformas electrónicas.

Si bien, ya hemos abordado cómo cuidar y elegir una opción fiable, también debemos estar preparados para saber qué hacer en caso de alguna situación de inconformidad, ante la adquisición de un bien o servicio.

En México, en el año de 1976, se creó la Profeco (Procuraduría Federal del Consumidor), así como la Ley Federal de Protección al Consumidor, siendo el primer país latino en reconocer y proteger los derechos de los consumidores.

En el primer artículo de esta ley, se reconocen como principios básicos de las relaciones de consumo como la protección de la seguridad, vida y salud del consumidor, el derecho a la educación y divulgación, el derecho a la información, el derecho a la efectiva prevención y reparación de daños, el acceso a órganos administrativos, el derecho a la protección de los intereses económicos del consumidor. Con base en esta ley, la Profeco reconoce al consumidor siete derechos: a la información, a elegir, a no ser discriminado, a la protección, a la educación, a la seguridad, calidad y a la compensación.

La PROFECO, se encarga de que se respeten los precios máximos establecidos, en términos de la Ley Federal de Competencia Económica, así como los precios y tarifas que conforme a lo dispuesto sean determinados por las autoridades, como ejemplo: los precios tope de la canasta básica. Asimismo, deberá fomentar, permanentemente, una cultura de consumo responsable, a fin de que los consumidores estén en la posibilidad de realizar una buena toma de decisiones, suficientemente informada, respecto del consumo de bienes y servicios, los efectos de sus actos de consumo, y los derechos que los asisten. Para este propósito, elaborará contenidos y materiales educativos, establecerá módulos o sistemas de atención y orientación a los consumidores. Como parte de esta labor, la revista del consumidor incluye información y comparación sobre productos y servicios, la calidad de estos, recomendaciones para elegir, entre otros importantes. Una de las funciones principales de la Profeco, es asegurar el acceso al mercado, en las mejores condiciones posibles; es decir, se enfocan en la certeza, legalidad y seguridad jurídica en las relaciones de comercio; la Profeco también informa al consumidor sobre las mejores decisiones de consumo.

¿Cómo pueden ayudarme? Ya sabemos cuáles son los objetivos de la Procuraduría Federal del Consumidor, pero ¿cómo se encargan de llevarlos a cabo? La Profeco se encarga de varios sectores diferentes, con equipos especializados para cada uno: la Subprocuraduría de Servicios, se encargan de combatir prácticas comerciales abusivas, se asesora a los consumidores, se reciben y gestionan las quejas en materia de consumo y las denuncias en materia de publicidad. La Subprocuraduría de Telecomunicaciones, se encarga de promover, proteger, asesorar, defender, conciliar y representar a las y los usuarios y consumidores frente a los proveedores, en calidad de concesionarios o autorizados, de servicios de telecomunicaciones. La Subprocuraduría Jurídica, trabaja con instancias nacionales e internacionales en temas relacionados con el consumo y realiza acciones de grupo en contra de empresas que violan los derechos de los consumidores. La Coordinación General de Educación y Divulgación, básicamente, se encarga de estudios de consumo, hábitos de los consumidores, prácticas comunes en el mercado y de las publicaciones de la Profeco como la Revista del Consumidor.

Como puedes ver, existe una amplia gama de servicios que ofrece la Profeco, siendo su principal misión informar y defender a los consumidores.

Por eso, en esta época, y en todas, debemos cuidar nuestro dinero y tiempo, asegurándonos de elegir la opción más confiable y, en caso de algún inconveniente, saber que existen los mecanismos legales para defendernos. 

Ante la duda, es importante hablar con profesionales y, en ese caso, cuentas con el PAE, aún en estas fechas.